Noticias

El Gobierno de los Estados Unidos dona 50 ventiladores y 2 hospitales móviles a la República Dominicana para dar respuesta al COVID-19

Viernes, 04 Septiembre 2020
El Gobierno de los Estados Unidos dona 50 ventiladores y 2 hospitales móviles a la República Dominicana para dar respuesta al COVID-19 Santo Domingo, D.N. El Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Comando Sur de los Estados Unidos, ha donado a la República Dominicana 50 ventiladores de última generación y 2 hospitales móviles para ayudar en su lucha contra el COVID-19 y prepararse para operaciones de emergencia en casos de desastre. El valor total de las donaciones es de 1,85 millones de dólares y demuestra cómo los Estados Unidos y la República Dominicana están trabajando juntos para combatir la pandemia. “Como país líder a nivel global en brindar asistencia en salud y humanitaria, los Estados Unidos hace esta donación a la República Dominicana como una clara demostración de nuestro compromiso de apoyar al país en la lucha contra el COVID-19 y muestra nuestra firme alianza ya que los Estados Unidos sigue siendo el aliado número uno de la República Dominicana”, dijo la embajadora de los Estados Unidos Robin S. Bernstein. “Con estos ventiladores, más hospitales dominicanos podrán proporcionar cuidados que potencialmente salvarán vidas de pacientes infectados que hayan desarrollado complicaciones respiratorias, mientras que los hospitales móviles aumentan la capacidad del Gobierno dominicano para desplegar rápidamente personal y equipos médicos para atender a quienes necesiten asistencia durante las operaciones de ayuda en caso de desastres o crisis sanitarias”. La Vicepresidenta y Coordinadora del Gabinete de Salud Raquel Peña recibió las donaciones en nombre del Gobierno dominicano y declaró, “Constituye un honor recibir esta muestra de solidaridad, la cual será de gran ayuda para dar cumplimiento a las metas establecidas por nuestro presidente Luis Abinader y con las que desde el Gabinete de Salud, buscamos garantizar el bienestar de los dominicanos. Con esta donación trabajaremos para ampliar y reforzar nuestra capacidad de respuesta ante la crisis a lo largo de nuestro territorio y así seguir brindando atención oportuna, inclusiva y de calidad a cada dominicano y dominicana que hoy sufre los graves efectos del COVID-19”. Los ventiladores, suministrados por la USAID al Servicio Nacional de Salud (SNS) para distribución en su red de hospitales, se fabricaron en los Estados Unidos con tecnología de punta y de gran demanda. Son compactos, desplegables y proporcionan a la República Dominicana la flexibilidad necesaria para tratar a los pacientes afectados por el virus. Este recurso vital puede ser de gran ayuda para aquellos que desarrollan complicaciones respiratorias debido al COVID-19. Los respiradores están siendo distribuidos por el SNS a trece hospitales de la red hospitalaria, para ayudar a proporcionar atención de calidad a pacientes en estado crítico en diez provincias de la República Dominicana. Los 2 hospitales móviles, donados al Centro de Operaciones de Emergencias (COE), tienen 4 ventiladores y capacidad para 40 camas cada uno. Forman parte del Programa de Asistencia Humanitaria del Comando Sur de los Estados Unidos (HAP, por sus siglas en inglés), y su donación tiene un valor total de 950.000 dólares. El director del Centro de Operaciones de Emergencias (COE); Mayor General Abogado (R) Dr. Juan Manuel Mendez Garcia resaltó el apoyo recibido de la Embajada de los Estados Unidos y el Comando Sur al organismo. Sobre lo cual dijo fortalece la organización de la respuesta sobre un tema que es de interés y de significativa importancia para el presidente de la República, Luis Rodolfo Abinader Corona y su actual período de gobierno. Esta donación se suma a los casi 3,7 millones de dólares que el Departamento de Estado de los Estados Unidos y la USAID han destinado a la República Dominicana en respuesta a la pandemia, lo que está ayudando a fortalecer la atención clínica, difundir mensajes de salud, crear capacidad de laboratorio, mejorar el seguimiento de la enfermedad y mucho más. Durante décadas, los Estados Unidos ha sido el mayor proveedor de asistencia bilateral en materia de salud del mundo. Desde 2009, los contribuyentes estadounidenses han financiado generosamente más de 100.000 millones de dólares en asistencia sanitaria y casi 70.000 millones de dólares en asistencia humanitaria.

COE restringe uso de playas ante lluvias dejaría tormenta Laura

Sábado, 22 Agosto 2020
COE restringe uso de playas ante lluvias dejaría tormenta Laura El Centro de Operaciones de Emergencias prohibió este sábado el uso de playas deportes acuáticos en todas las costas del país ante el paso de la tormenta Laura. El nivel de alerta roja se mantiene 18 en provincias. Asimismo, el organismo informó la prohibición de todas las actividades recreativas en montaña y el uso de balnearios en ríos, pozas, canales y arroyos. De acuerdo al boletín meteorológico de las 10 de la mañana, el centro de la tormenta tropical LAURA se ubicó a unos 90 km al sur/suroeste de San Juan, Puerto Rico y a unos 215 km al sureste de Cabo Engaño. Se mueve hacia el oeste a unos 33 km/h, con vientos máximos sostenidos de 65 km/h. Bajo alerta roja Por ello, el COE mantiene alerta roja para La Altagracia, Samaná, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, El Seibo, San José de Ocoa y la Prov. Santo Domingo. También para Puerto Plata, Montecristi, Espaillat, María Trinidad Sánchez, San Cristóbal, La Romana y El Distrito Nacional. En tanto que en amarilla esta la provincia Monseñor Nouel, La Vega, Sánchez Ramírez, Peravia, Azua, Monte Plata, Duarte, Santiago, San Juan y Barahona. Mientras que en alerta verde sigue Hermanas Mirabal, Independencia, Santiago Rodríguez y Elías Piña. Resguardar vida y bienes. El director del COE, mayor general®, Dr. Juan Manuel Méndez García, E.R.D, aseguró esta noche a medios locales que el presidente de la Republica, Lic. Luis Abinader Corona instruyó a preservar la vida y bienes de los ciudadanos. Asimismo, ordenó el pre posicionamiento de equipos en las localidades que mantienen alerta roja y amarilla. Escuchar recomendaciones El director del COE, mayor general®, Dr. Juan Manuel Méndez García, E.R.D, llamó a la población escuchar las recomendaciones de los organismos de protección civil y evitar cruzar ríos, arroyos o cañadas que presenten grandes volúmenes de agua.

COE eleva 9 provincias a alerta roja; entidades activan plan de contingencia

Sábado, 22 Agosto 2020
COE eleva 9 provincias a alerta roja; entidades activan plan de contingencia Ante el paso de la Tormenta Tropical Laura, La dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) incremento esta noche el nivel de alerta roja para 9 provincias del país e instruyó a las instituciones que conforman el organismo a activar sus planes de contingencia. De acuerdo con el boletín meteorológico, el centro de la tormenta tropical LAURA se localizó próximo a Antigua, en las Islas de Sotavento, Antillas Menores, a unos 730 km al este/sureste de Cabo Engaño y a unos 845 km al sureste de Cabo Cabrón. Y se mueve con vientos máximos sostenidos de 75 km/h. Ante ello, fue incrementada a alerta roja La Altagracia, Puerto Plata, Samaná, Montecristi, San Pedro de Macorís, Espaillat, Hato Mayor, María Trinidad Sánchez y El Seíbo. Mientras que en alerta amarilla se mantienen San Cristóbal, Monte Plata, Sánchez Ramírez, La Romana y la provincia Duarte. En tanto que, en verde esta El Distrito Nacional, Dajabón, Hermanas Mirabal, Santiago, Prov. Santo Domingo, Monseñor Nouel, La Vega y San José de Ocoa. Salvar vida y bienes. El director del COE, mayor general®, Dr. Juan Manuel Méndez García, E.R.D, aseguró esta noche a medios locales que el presidente de la Republica, Lic. Luis Abinader Corona instruyó a preservar la vida y bienes de los ciudadanos. Asimismo, ordenó el pre posicionamiento de equipos en las localidades que mantienen alerta roja y amarilla. Evacuaciones preventivas El director del COE, General de Brigada Juan Manuel Méndez García aseguró que ya fueron instruidas las instituciones responsables de hacer evacuaciones a proceder de manera preventiva y, de forma obligatoria si fuera necesario, tomando encuentra el protocolo de bioseguridad para el covid-19, en las zonas de mayor Riegos. Méndez García puntualizó además que El Ministerio de Defensa se mantiene en comunicación permanente con la Dirección del Centro de Operaciones de Emergencias, y Activó el Plan Relámpago en su Fase II. El director del organismo llamó a la población a seguir los boletines informativos que la institución emite y pidió a la ciudadanía colaborar con las autoridades en esta nueva amenaza que enfrentan los dominicanos.

Ante posible impacto de potencial ciclón, COE pone en alerta amarilla 13 provincias

Miércoles, 29 Julio 2020
El director del organismo llamó a la población a seguir los boletines informativos que la institución emite y pidió a la ciudadanía colaborar con las autoridades en esta nueva amenaza que enfrentan los dominicanos. Santo Domingo.- El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) incremento 13 provincias al nivel de alerta amarilla ante el inminente paso por territorio dominicano del posible ciclón tropical #9. Otras 11 provincias están en verde. De acuerdo al boletín de las once de la mañana de hoy, la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) establece que el potencial ciclón tropical #9, está provocando una gran actividad nubosa que está generando fuertes lluvias, tormentas eléctricas y ráfagas de vientos en las Islas de Sotavento y Antillas Menores. Ante ello, el COE mantiene en alerta amarilla a la provincia La Altagracia, María Trinidad Sánchez, Espaillat, La Romana, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, Monte Plata. También al Gran Santo Domingo, Montecristi, El Seibo, Samaná, Puerto Plata y San Cristóbal. Asimismo mantiene en alerta verde a Valverde, Duarte, Hermanas Mirabal, Peravia, San José Ocoa, San Juan de la Maguana, La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, Azua y Barahona. El director del organismo llamó a la población a seguir los boletines informativos que la institución emite y pidió a la ciudadanía colaborar con las autoridades en esta nueva amenaza que enfrentan los dominicanos.

[Decreto 266-20] Presidente Danilo Medina establece el toque de queda de lunes a viernes de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. y los sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m.

Martes, 21 Julio 2020
[Decreto 266-20] Presidente Danilo Medina establece el toque de queda de lunes a viernes de 7:00 p.m. a 5:00 a.m. y los sábados y domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m. en las siguientes demarcaciones geográficas: 1) Santo Domingo2) Distrito Nacional3) Santiago4) San Cristóbal5) La Vega6) Puerto Plata7) Duarte8) San Pedro de Macorís9) La Romana10) San Juan de la Maguana11) La Altagracia12) Azua13) Monseñor Nouel14) Sánchez Ramírez15) María Trinidad Sánchez •Se establece el toque de queda todos los días de la semana de 8:00 pm a 5:00 a.m. en las siguientes demarcaciones geográficas:1) Espaillat2) Peravia3) Barahona4) Monte Plata5) Valverde6) Hermanas Mirabal7) Monte Cristi8) Samaná9) Bahoruco10) Hato Mayor11) El Seibo12) Dajabón13) Santiago Rodríguez14) San José de Ocoa15) Elías Piña16) Independencia17) Pedernales •El toque de queda entrará en vigencia a partir del 21 de julio del año en curso por un período de veinte (20) días, a cuyo término se revisará la medida en función de la evolución epidemiológica del COVID-19 en el país. •Se ratifica el uso obligatorio de mascarilla en lugares públicos y en lugares privados de uso público como medida esencial para controlar la propagación del COVID-19 cuyo incumplimiento será sancionado con las disposiciones que establece la Ley núm. 42-01. General de Salud, del 8 de marzo de 2001.

Gustavo Montalvo Comisión de Alto Nivel Contra el Coronavirus 15 de julio 2020

Jueves, 16 Julio 2020
Gustavo MontalvoComisión de Alto Nivel Contra el Coronavirus15 de julio 2020 Pueblo dominicano: Desde la Comisión de Alto Nivel Contra el Coronavirus nos dirigimos nuevamente al país para informar a la población acerca de la situación del COVID-19 y las acciones que está llevando a cabo el gobierno para dar una respuesta adecuada. Tras el final de la campaña electoral y la celebración de los comicios, concretamente en los últimos 7 días, se han hecho 21,047 pruebas PRC y 42,999 pruebas rápidas. Además, en esta semana se estarán integrando más centros para aumentar el número de pruebas que se realizan diariamente, sin embargo, los datos que tenemos son suficientes para tener una idea clara de la situación. Estas pruebas han revelado que tenemos un aumento de los contagios a un promedio de 1,000 a 1,200 personas por día. Más del doble de lo registrado diariamente hace un mes. Este incremento responde no solo a un mayor número de pruebas, sino a un aumento de la tasa de positividad. La mayor cantidad de contagios se están produciendo en el Distrito Nacional, en el Gran Santo Domingo y en Santiago. No obstante, todo este tiempo hemos trabajado un plan para poder aumentar nuestra capacidad de respuesta ante este aumento en el número de casos, el cual responde a la estrategia de hacer pruebas, seguimiento y tratamiento. En seguimiento a esta situación, hemos realizado intervenciones basadas en los mapas de calor en el gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, Santiago, pero también en otras zonas que presentan altos niveles de contagio como San Cristóbal, La Vega, Azua y Barahona. Estamos evaluando incorporar también la provincia de Puerto Plata. Durante estas intervenciones se despliega un equipo de respuesta rápida, con operativos simultáneos de pruebas, que están coordinados con el manejo de los centros de aislamiento. Por su parte, el COE a través de su unidad de descontaminación móvil ha venido realizando una labor intensiva de descontaminación de espacios públicos en estas áreas de mayor concentración de casos, con equipos de limpieza especializados. Asimismo, ha instalado duchas de descontaminación en todos los hospitales públicos del país; un Centro de Descontaminación fijo en el Parqueo del Estadio Quisqueya para los vehículos de seguridad y ambulancias. Sin embargo, es indudable que la reciente aceleración de los contagios ha llevado a que la ocupación hospitalaria también haya aumentado. En el sector público, de 2,455 camas habilitadas se encuentran ocupadas unas 912. En el privado de 834 camas, 643 están en uso. En cuanto a las Unidades de Cuidados Intensivos tenemos el siguiente panorama: en el sector público tenemos ocupadas 135 de 167 camas. En el sector privado están ocupadas 154 de 268 unidades de cuidados intensivos. No obstante, estos recursos están distribuidos en todo el territorio nacional, mientras que los pacientes se encuentran en puntos específicos. Esto hace que en algunas ciudades la situación sea especialmente acuciante, con una tasa de ocupación de camas del 82,4% en Santo Domingo, 88,9% en San Cristóbal y 73,9% En Santiago. Estimados compatriotas, Ante esta situación, estamos en proceso de aumento inmediato de la capacidad de nuestro sistema de salud, tanto en el sector privado como el público. Concretamente, en las próximas semanas estaremos habilitando 582 camas, de las cuales 395 serán de hospitalización, y 187 Unidades de Cuidados Intensivos adicionales, para atender a pacientes críticos en el sistema público. En cuanto al sector privado, se ha actualizado el acuerdo entre la Asociación de Clínicas Privadas (ANDECLIP) y las ARS, con la intermediación de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL). Se incrementarán los honorarios de médicos especialistas que atienden pacientes con COVID-19 en internamiento y Cuidados Intensivos, sumándose Pediatras y Ginecoobstetras, además de aquellos especialistas previamente incluidos. Se incrementará también el aporte para Equipos de Protección Personal hasta un total estimado de RD$ 247 millones mensuales, de los cuales las ARS aportarían alrededor de RD$ 143 millones de pesos mensuales y el resto será cubierto por el Sistema de Seguridad Social y el Gobierno. Con estos acuerdos se espera que el número de camas de centros de salud privados para pacientes de COVID-19 se pueda incrementar hasta 166 de internamiento, 32 de UCI y 23 con ventiladores adicionales, en el corto plazo. Aprovecho esta ocasión para anunciar que en las próximas semanas serán inaugurados los hospitales de Bonao, Neyba, Jaime Mota y Ciudad Sanitaria, lo cual permitirá aumentar significativamente las capacidades de nuestro sistema sanitario. Estamos, a su vez, llevando a cabo una racionalización de los recursos, evaluando si hay pacientes que no necesitan realmente estar en una UCI y podrían pasar a ocupar una cama normal. Paralelamente, hemos llevado a cabo un estudio en todo el país para encontrar las personas más vulnerables al COVID-19, especialmente aquellas personas que tienen alguna condición preexistente. Tras llevar a cabo esta primera identificación de 15,986 personas de alta vulnerabilidad, procederemos a darles un seguimiento personalizado de su estado de salud y las condiciones de su entorno. Hoy les anuncio también que, con los auspicios del gobierno, el Instituto de Medicina Tropical & Salud Global-IMTSAG de la Universidad Iberoamericana UNIBE, dejará en funcionamiento un laboratorio de biología molecular con capacidad de llegar hasta 2,000 pruebas diarias en los próximos días. Por otro lado, se realizó una importante compra de pruebas de anticuerpos de Abbott, las cuales tienen una alta sensibilidad y especificidad. Concretamente, en los próximos días estaremos recibiendo 100,000 pruebas de anticuerpos. También quiero compartirles que estamos poniendo desde ya a disposición de las personas, como medida de prevención y seguimiento, la aplicación de rastreo de contactos o “contact tracing” de COVIDRD. Esta aplicación fue una donación al gobierno dominicano, y agradecemos la colaboración de todos los que estuvieron involucrados en lograr este objetivo. Entre otras funcionalidades, esta aplicación permite: - Reportar síntomas a la Dirección General de Epidemiología para recibir seguimiento y orientaciones médicas- A través del Contact Tracing o rastreo de contactos, recibir notificaciones de si ha tenido contacto con una persona infectada.- Localizar en el mapa los hospitales y laboratorios habilitados para COVID-19 más cercanos.- Acceder a los boletines y estadísticas del Ministerio de Salud Pública- Acceder a los comunicados y recomendaciones de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control de Coronavirus.- Acceder al chatbot Aurora, del Ministerio de Salud.- Recibir notificaciones sobre la emisión de nuevos boletines o comunicados oficiales.- En caso del usuario ser una persona COVID-19 positiva, recibir notificación del “alta epidemiológica” y el “alta serológica” además de seguimiento sobre sus síntomas y consejos de salud mental para ayudarle a superar la enfermedad. Invitamos a la población a que descargue y utilice la aplicación, no solo porque tiene numerosos beneficios para los usuarios, sino porque, además, tendrá un mejor funcionamiento epidemiológico mientras mayor sea el número de personas conectadas a través de la misma. Por otra parte, dada la visible relajación en el cumplimiento de las medidas de prevención y distanciamiento social que hemos observado en todos los ámbitos, estamos llevando a cabo acciones sancionadoras, orientadas a reducir el riesgo de contagios. En concreto, con la finalidad de garantizar que en los negocios cumplan con las medidas estipuladas, los Ministerios de Defensa y Trabajo, la Policía Nacional y Proconsumidor han mantenido un programa de inspección y monitoreo permanente. Hasta el momento, en esta semana se han verificado 2,883 establecimientos comerciales en diferentes provincias del país: Distrito Nacional, Santo Domingo Este, y otras provincias. Dicha supervisión, se realiza con un formulario estandarizado basado en el protocolo para la Reinserción Laboral preparado por el Poder Ejecutivo, que incluye aspectos tales como:• el uso obligatorio de mascarillas;• que se provea gel líquido a base de alcohol en el establecimiento o agua que permita el lavado de manos en la entrada;• que se respete el distanciamiento social, la marcación de la distancia de mínimo un metro y que no haya aglomeración de personas. ventilación adecuada y en los casos de que tengan aire acondicionado que se realice limpieza frecuente de los filtros o tengan purificadores de aires; • la disposición de Jabón y agua permanentes en las instalaciones sanitarias (baños) Asimismo, se realizan las recomendaciones correspondientes con relación a la desinfección para las superficies de uso común (cajas registradoras, mostrador, balanzas, mesas, etc.), la frecuencia de la limpieza en las áreas utilizada por los clientes y empleados, y la importancia de que exista una persona en el establecimiento responsable de vigilar el cumplimiento de las normas COVID-19. ​ En las inspecciones realizadas, pudo comprobarse que, de los establecimientos visitados, el 94% informa por algún medio el uso obligatorio de mascarilla tanto para empleados y clientes, en aproximadamente el 94% se evitan las aglomeraciones, aunque solo el 71% marca la distancia de un metro entre trabajadores y clientes. El 69% informa las medidas de prevención contra el COVID-19 dentro del establecimiento a través carteles u otros métodos y el 89% cuenta con desinfectante para las superficies. Además, para reforzar las medidas de supervisión en los negocios que operen en horario nocturno se integrará el programa COBA del Ministerio de Interior y Policía. Estimados compatriotas, Todas estas medidas y operativos continuarán sin descanso a lo largo de las próximas semanas, para proteger la salud de todos. Sin embargo, el gobierno solo no podrá detener esta pandemia. Es necesario que hagamos una reflexión colectiva sobre lo que está pasando, sobre las vidas humanas que estamos poniendo en riesgo en nuestro día a día. Si la situación no cambia, podríamos llegar a lamentar muchas muertes en el país. Actualmente nos acercamos peligrosamente a los mil fallecidos. No podemos continuar así. Lo cierto es que la presente aceleración de los contagios y las numerosas situaciones de incumplimiento de las medidas de prevención que se vienen produciendo, lamentablemente, hacen necesario reforzar las medidas sancionadoras establecidas en nuestra legislación. Por eso, el Presidente Medina ha enviado al Congreso una nueva solicitud de Estado de Emergencia. Esto permitirá restablecer el toque de queda y otras disposiciones para una mayor contención del COVID-19. Sin embargo, esto solo será posible si tomamos conciencia, todos y todas, de la gravedad de la situación. Ante el repunte que se está dando, no solo en nuestro país sino en toda la región de las Américas, tenemos todos, como pueblo, la gran responsabilidad de velar por nuestra salud y por la de todos. Debo enfatizar una vez más que esta pandemia no es un juego. Está costando cientos de vidas. Es real, aunque a veces pareciera que no queremos darnos cuenta. Les hablo ahora, concretamente, a los cientos de jóvenes que se han concentrado estos días en la calle, sin mascarilla, como si no pasara nada. Todos hemos visto las imágenes... Les hablo a los hombres y mujeres que se agolpan en mercados, en el transporte, en los ascensores… sin protegerse ni respetar al otro. A todos aquellos que se juntan a celebrar reuniones y fiestas en lugares cerrados, con el peligro que esto implica. A los que están llenando playas y ríos, sin precaución alguna. A todos aquellos les digo: quizás ustedes tengan buena salud y confían en que nada les va a pasar. Sin embargo, ¿han pensado en las personas mayores o en los enfermos que pueden contagiar y llevar a la muerte con su imprudencia? ¿Vale la pena enfermar a una abuelita o a un amigo, por salir a tomar una cerveza? Dominicanos y dominicanas, Es tiempo de reflexionar, de volver a tomar conciencia y de seguir dando ejemplo con nuestro comportamiento. Aunque sé también, que son muchos los que están actuando con responsabilidad, los que permanecen en sus hogares y están protegiendo a los suyos y al país. A todos ellos, que no aparecen en las noticias, pero son la mayoría y son nuestros héroes, vaya por delante una vez más nuestro profundo agradecimiento. Al igual que se lo hacemos llegar, por supuesto, a nuestro personal de salud y asistencia y a las fuerzas del orden, que siguen trabajando sin descanso y que merecen nuestra más alta consideración por seguir liderando esta batalla por la vida. Tengo plena confianza en que el pueblo dominicano responderá una vez más con responsabilidad y solidaridad ante las necesidades que tenemos como país y, de esta forma, en los próximos días veremos nuevamente descender la curva de casos. Confiamos en el buen proceder de todos y todas para que así sea. Muchas gracias.

Discurso del presidente Danilo Medina 26 de junio de 2020

Sábado, 27 Junio 2020
Discurso del presidente Danilo Medina26 de junio de 2020 Pueblo Dominicano El día 15 de mayo les decía que, desde el Gobierno, estamos dando respuesta a cuatro desafíos simultáneos. El desafío de mantener la pandemia bajo control, el desafío de reactivar el aparato productivo, el desafío de atender las necesidades de la gente y el desafío político de garantizar la realización de las elecciones presidenciales y congresuales el 5 de julio. Hoy quiero, nuevamente, referirme a cada uno de estos retos. En primer lugar, me referiré a la situación de la pandemia. Como saben, desde que apareció el primer caso positivo de COVID-19 en el país, nuestro objetivo como Gobierno ha sido proteger a los dominicanos y dominicanas, cuidarlos y garantizar su salud y bienestar. Y seguiremos haciéndolo, con todos los medios a nuestro alcance. Sin embargo, el país entrará muy pronto en una etapa diferente, que necesitará de la máxima colaboración por parte de todos. En primer lugar, como muchos ya saben, el domingo a las 5 de la mañana finaliza la aplicación del toque de queda y, por tanto, la restricción de la movilidad, que se había establecido de 8 de la noche a la 5 de la mañana, queda sin efecto. De la misma forma, a partir del próximo 30 de junio, finalizará la declaración de Estado de Emergencia y el Gobierno ha decidido no solicitar una nueva prórroga del mismo, en primer lugar, porque no contamos con el apoyo suficiente de la Cámara de Diputados y cada vez se hace más difícil conseguir su aprobación y en segundo lugar, con el propósito de contribuir a que el proceso electoral se desarrolle sin ningún tipo de obstáculo, conforme a la Constitución y a las leyes de la República. Sin embargo, es fundamental que se comprenda que nada de esto varía el hecho de que el virus COVID-19 está en las calles y sigue contagiando personas y cobrándose vidas. En este sentido, desde el Gobierno estamos monitoreando minuciosamente el número de contagios, especialmente desde la entrada en la Fase 2 de la apertura, que implicó la movilización diaria de más de 1.2 millones de dominicanos que regresaron a sus trabajos. Así, hemos podido observar que del 10 al 26 de junio alcanzamos un promedio de 550 nuevos casos de personas contagiadas y 10 fallecidos diario, así como una tasa de positividad de un 22.1%. Y quiero en este punto recordar, para quienes han mostrado escepticismo ante las cifras oficiales, que el 80% de las pruebas están siendo realizadas por laboratorios privados, con protocolos unificados y transparentes. Ellos son quienes pasan las informaciones al Ministerio de Salud. Y lo cierto es que los resultados que todos estos laboratorios reportan, al igual que las pruebas realizadas por las autoridades de salud, muestran la misma realidad: el número de personas contagiadas está subiendo. En vista de esta situación, estamos ya aumentando el número de camas disponibles y de unidades de cuidados intensivos puestas al servicio de la pandemia pero, al mismo tiempo, debemos ser mucho más cautos, para evitar futuras saturaciones del sistema sanitario, especialmente en los grandes núcleos urbanos. De hecho, a nivel nacional el 60% de las unidades de cuidados intensivos dedicadas para el manejo de COVID- 19 de la red pública están ocupadas, llegando esta ocupación a un 70% en el Distrito Nacional y a un 85% en las provincias de Santo Domingo y Santiago. Esta es la realidad y es nuestra obligación transmitirla a la población con honestidad y transparencia. Sin embargo, dominicanos y dominicanas, nada de eso debe llevarnos al pesimismo. No se trata de asustarse ni de preocuparse, pero sí de ocuparse. De actuar de acuerdo a esta realidad con la máxima responsabilidad y prudencia. Sobre todo, si no queremos vernos en el espejo de lo que ha pasado y está pasando en otros países. Ya varios países de nuestra región han tenido que retrasar sus planes de apertura graduales o han revertido el proceso en los últimos días. Nosotros no queremos llegar ahí, por eso es tan importante comprender bien este momento y actuar en consecuencia. Repito, mi mensaje de hoy no es de alarmismo ni de miedo, sino de responsabilidad colectiva. Ante esta situación debemos trabajar más unidos que nunca, para que la reducción de las restricciones no se transforme en una segunda oleada de contagios. En este sentido, desde el Gobierno, queremos informarles que el Ministerio de Salud, amparado en la Ley General de Salud 42-01, realizará una declaratoria oficial de emergencia sanitaria en el país. En función de esta declaratoria, se pondrán en marcha una serie de medidas que nos permitirán seguir garantizando que se cumpla con las disposiciones establecidas por la Organización Mundial de la Salud. Entendemos que esta es la forma adecuada para seguir avanzando en la apertura de las actividades económicas de forma ordenada, sin poner en peligro los avances que hemos logrado. Las resoluciones que tomará el Ministerio de Salud serán anunciadas en las próximas horas y entendemos que son imprescindibles para preservar la vida y la salud de la población, como es nuestra vocación y responsabilidad. Sin embargo, más allá de estas disposiciones, que deben ayudarnos a mantener el orden, lo más importante en esta nueva etapa será, sin duda, la responsabilidad individual y familiar. Ahora más que nunca, cada uno de nosotros debe hacer conciencia y, en cada acción de nuestro día a día, tener en cuenta las consecuencias, tanto para su salud, como para la de los demás. No podemos dejarnos llevar por aquellos que de manera indolente, porque confían en su buena salud o simplemente por desconocimiento, ignoran las recomendaciones. Créanme, no hay nadie inmune a este virus. Y en este tema solo sirve llevarse de la ciencia, de lo que está probado. Lamentablemente, en estas últimas semanas hemos asistido a algunos comportamientos que siguen la misma lógica que lleva a un conductor imprudente a tomar una curva al doble de velocidad de la que le indica la señal de tránsito: “A mi no me va a pasar nada”, “yo sé lo que hago”, “yo no creo en eso”. Sin embargo, después llegan las desgracias. Y muchas veces también las víctimas inocentes, que sufren las consecuencias de ese comportamiento irresponsable. Por eso, hoy les hago nuevamente un llamado a respetar las normas, a preservar la vida, a cuidar a los que más quieren. Es decir, siguiendo la analogía del conductor, a manejar siempre con precaución y respetando las señales de tránsito. Pueblo dominicano, Sé que durante estos meses han hecho muchos sacrificios y han sabido ser nuestros héroes con su comportamiento responsable, cada uno cumpliendo con su deber en esta pandemia. Por eso, hoy quiero decirles una vez más: este Gobierno y este Presidente les estaremos siempre agradecidos. Ustedes han contribuido a salvar muchas vidas y pueden sentirse orgullosos de ello. Y, precisamente para honrar ese sacrificio y que no sea en vano, les pido que ahora, cuando vamos entrando a una nueva normalidad, no echemos todo lo logrado por la borda. Sigamos cuidándonos. Hago especial énfasis en este mensaje de responsabilidad, porque, como les decía al principio, tenemos un segundo reto al que dar respuesta: la recuperación económica. Sabemos que aún son muchos los dominicanos y dominicanas que necesitan y esperan la reapertura de sus actividades para subsistir y, por supuesto, queremos ayudarlos a que así sea. El sector turístico es, quizás, el ejemplo más emblemático de esto, aunque no el único. Cientos de miles de empleos dependen en nuestro país, directa o indirectamente, de ésta actividad que ha sufrido fuertemente con la pandemia. Por eso, hemos planteado que comiencen paulatinamente a reanudar sus actividades desde el 1 de julio. Sin duda, esto traerá alivio a muchas zonas del país que viven en gran parte del turismo, pero no estará exento de riesgos. Por eso, en este nuevo proceso es imprescindible la solidaridad de todos y todas. Solidaridad que se manifiesta en el debido cumplimiento de las normas. Familia dominicana, Hablamos de sacrificios y de solidaridad y, por supuesto, el Gobierno quiere también hacer su parte, enfrentando con todos los medios a nuestro alcance el tercer desafío del que les hablaba: cubrir las necesidades de la gente. ¡Y lo vamos a llevar adelante! Vamos a seguir al lado de ustedes también en este momento, extendiendo una mano amiga a los que necesitan apoyo, que sabemos son muchos. Somos conscientes de la delicada situación económica en la que se encuentran muchos hogares debido a la pandemia, hogares que hasta hace unos meses eran perfectamente capaces de hacer frente a su día a día, pero que ahora no tienen fuente de ingresos. Sabemos que les preocupa cuánto pueda durar esta situación y cómo continuar resistiendo. Por eso, para todos ellos, hemos decidido prorrogar nuevamente los planes sociales y de ayuda económica aprobados durante el periodo de emergencia. Porque entendemos que, a pesar de la reapertura, la recuperación de la actividad económica a sus niveles anteriores no llegará de un día para otro y, como les digo siempre, este Gobierno no va a dejar a nadie en el desamparo. No vamos a dejarlos solos frente a esta situación a mitad de camino. No sería justo. De esta forma, el programa FASE I y FASE II, que apoya a las empresas y que actualmente da cobertura a más de 866 mil empleados privados, el programa Quédate en Casa, que lleva ayuda a más de 1.5 millones de hogares, el programa Pa Ti, que apoya a más de 200 mil trabajadores independientes y, por supuesto, los programas de ayuda alimentaria de la Presidencia que están llevando cientos de miles de raciones de alimentos a todos los rincones del país, seguirán llegando puntualmente a las familias dominicanas hasta el último día de mi mandato como Presidente de la República. A decir verdad, nuestra recomendación sería que, dadas las perspectivas económicas que se perfilan, estas ayudas permanecieran hasta el mes de diciembre. Sin embargo, del 16 de agosto en adelante, esa decisión corresponderá a las nuevas autoridades. Por nuestra parte, debo señalar que, a pesar del enorme esfuerzo presupuestario que esta situación supone, porque se combina un descenso de los ingresos del Estado con un aumento de las erogaciones; nuestro Gobierno está actuando con la máxima responsabilidad. Por eso, estamos garantizando la disposición de fondos suficientes para que las autoridades entrantes cuenten con los recursos económicos necesarios para financiar el correcto funcionamiento de las instituciones y, además, hacer frente a la situación económica y social. Pues en el presupuesto complementario que acaba de aprobar el Congreso Nacional, se autoriza al Poder Ejecutivo a utilizar instrumentos financieros hasta un monto de 150 mil millones de pesos, para atender el gasto público que ocasiona esta crisis. De ese monto, nuestro Gobierno estará dejando a las nuevas autoridades que se juramentarán el 16 de agosto, más de 100 mil millones de pesos, para que puedan atender las necesidades antes señaladas. Familia dominicana, Les hablaba al comienzo de 4 desafíos y, como saben, el cuarto está ya muy cerca: la jornada electoral del 5 de julio. El pueblo dominicano está llamado a acudir a las urnas para elegir al próximo presidente de la República, así como a sus representantes en el Congreso. Será un día crucial para la vida institucional de nuestra nación. Sin duda, el impacto de la pandemia del coronavirus y todos los acontecimientos vividos en los últimos meses han hecho que esta sea una campaña sin precedentes en nuestro país, en las que candidatos y simpatizantes de todos los partidos han debido adaptarse a las nuevas circunstancias y buscar otras formas para hacer llegar sus propuestas a la población. Sabemos, además, por todo lo vivido en febrero y marzo, que estas elecciones son especialmente relevantes para nuestra sociedad y para nuestro sistema democrático. Desde el Gobierno comprendemos esa importancia. Por eso y por nuestra profunda vocación democrática, desde el minuto uno hemos puesto todos los medios a nuestro alcance para garantizar que cada uno de los procesos electorales se den, en tiempo y forma, con las máximas garantías democráticas y, por supuesto, preservando la salud y la seguridad de la población dominicana. Ahora, cuando queda apenas una semana para el día de la votación, es importante que todos sigamos cumpliendo con nuestro deber y, de nuevo, actuemos con la máxima responsabilidad. En este sentido, y teniendo en cuenta que durante los próximos días podrán realizarse actividades proselitistas, quiero también hacer un llamado a todos los líderes y a toda la sociedad. Entendemos que en la recta final de esta campaña quieran hacer llegar su mensaje a los electores, eso está claro y es parte del ejercicio de la democracia. Sin embargo, todos, sin excepciones, debemos realizar esas actividades con las debidas precauciones, pensando siempre primero en la salud, porque el virus no entiende de colores partidarios. Y, por supuesto, el día de las elecciones, actuemos de acuerdo a las recomendaciones de la Junta Central Electoral, para que la jornada se desarrolle con normalidad y tranquilidad. El 5 de julio debe convertirse en una fecha que recordemos como ejemplo de nuestra madurez democrática, como modelo de un proceso realizado de acuerdo a los más altos estándares de transparencia y con la máxima participación posible. Dominicanos y dominicanas, El 2020 ha resultado ser sin duda un año de retos para todos los países del mundo, incluyendo a la República Dominicana, por supuesto. Hemos vivido, sin duda, muchos cambios en estos últimos meses. Cambios inesperados, difíciles, cambios que no estaban en nuestros planes y que nos han obligado a replantearnos muchas cosas. Nos han hecho repensar nuestra estabilidad, nuestra seguridad y mucho de lo que hasta hace poco dábamos por sentado, y que ahora sabemos que podemos perder. Cuando ocurren cosas así, es el momento de valorar lo realmente importante, lo que nos ayuda a salir adelante. Llevar a puerto seguro: a nuestros seres queridos, a nuestra fe, a nuestros valores, al orden y a la prudencia, y, por supuesto, a los pilares de nuestra democracia y de nuestra convivencia pacífica. Ahora, es el momento de avanzar como nación sin sobresaltos, en armonía y hacia un mismo fin: salir adelante juntos, sin que nadie se quede atrás. Como les decía al principio, todas las decisiones que hemos tomado en los últimos meses han sido, precisamente, para que esos cambios que nos hemos visto obligados a vivir, tuvieran el menor impacto negativo posible en la población. Porque sabemos lo importante que es contar con un Gobierno presente, comprometido, capaz de llegar hasta los hogares de las familias para darles su apoyo cuando más lo necesitan. En esta crisis, como a lo largo de los últimos 8 años, hemos trabajado para cuidar de las familias dominicanas, para proteger su salud, para llevarles tranquilidad en medio de la incertidumbre y, por supuesto, para garantizar que tuvieran sus necesidades básicas cubiertas, aún en estos momentos difíciles. Pueden estar seguros, ese seguirá siendo nuestro único norte y prioridad en todo momento. Ustedes me otorgaron el gran honor de ser su presidente y yo tengo el compromiso de honrar su confianza sirviéndolos en cuerpo y alma, hasta el último día de mi mandato. Confiamos en que los procesos democráticos venideros se desarrollen en paz, y cuenten con una participación masiva de ciudadanos, para que nuestro Estado de derecho salga fortalecido. Asimismo, confiamos en que las autoridades entrantes, elegidas por la voluntad del pueblo dominicano, tengan la capacidad para sostener con firmeza el timón de este país y guiarlo por las complicadas aguas que se avecinan, manteniendo siempre el rumbo de progreso, bienestar, solidaridad y justicia que hemos ido trazando juntos. Es el momento de que los dominicanos y las dominicanas mostremos la fortaleza de nuestras instituciones y la solidez de nuestras convicciones democráticas. ¡Vayamos todos y todas a votar este 5 de julio! Hagamos uso de nuestros derechos conquistados. Participemos masivamente en estas elecciones, eligiendo a los candidatos de nuestra preferencia. Y hagámoslo mostrando el máximo respeto por los demás y por los resultados, porque lo más importante es que nuestro pueblo siga avanzando, con seguridad, con estabilidad, con libertad y con esperanza en el futuro de la República Dominicana. Muchas gracias!

Gustavo Montalvo, ministro de la Presidencia y coordinador de la Comisión de Alto Nivel de Prevención y Combate contra el Coronavirus COVID-19 16 de junio 2020

Martes, 16 Junio 2020
[Declaración]Gustavo Montalvo, ministro de la Presidencia y coordinador de la Comisión de Alto Nivel de Prevención y Combate contra el Coronavirus COVID-1916 de junio 2020 Pueblo dominicano: Como todos saben, para el día de mañana estaba planificado el inicio de la tercera fase de desescalada de medidas para la contención del coronavirus. Este plan de desescalada siempre estuvo condicionado a que los indicadores de salud se mantuvieran en niveles que no generaran posibilidad de saturación del sistema de salud, pues la prioridad del Gobierno siempre ha sido la salud y la seguridad de las personas. Y esto depende de todos, de que las personas guarden el distanciamiento social, de que las empresas mantengan los protocolos y de que en el gobierno tomemos todas las medidas necesarias para fortalecer la atención. Por eso, pasamos de la fase uno a la fase dos de la desescalada, precisamente porque la situación era estable y no se mostraban mayores riesgos de desbordamiento futuro del sistema. En el mes de mayo vimos una baja en la tasa de positividad, estabilidad en el número de nuevos contagiados y disminución del uso de unidades de cuidados intensivos. Sin embargo, en cierto sentido, el éxito que hemos logrado en las fases anteriores a la hora de controlar el COVID-19 nos ha llevado, como sociedad, a perderle el miedo, y como consecuencia a aumentar el contacto social y descuidar el uso de mascarillas. Y al perderle el miedo al virus, estamos corriendo el riesgo de poner en peligro la salud del pueblo dominicano. En ese sentido, tras observar detenidamente la situación en los últimos días, tenemos evidencia de que en este momento no se dan las condiciones para pasar a la fase tres. Desde el 3 de junio, fecha de inicio de la segunda fase del plan de apertura económica tras la crisis sanitaria del coronavirus, se ha percibido un aumento significativo del número de casos por día. En la primera fase de apertura económica el número diario de nuevos contagios fue de aproximadamente 350, mientras que para la segunda fase aumentó a una cifra cercana a 500 nuevos casos confirmados diariamente. En menos de una semana dentro de esta fase, se exhibió la mayor cantidad de nuevos casos de personas afectadas, siendo esta 629 para el 10 de junio, y, tres días después, la mayor cantidad de defunciones en un día, totalizando 15. De igual forma, los modelos epidemiológicos indican que el número básico de reproducción del virus ha pasado de aproximadamente 1.13 a inicios de junio a 1.23 a la fecha. De seguir así, nuestras proyecciones muestran que los casos severos y críticos aumentarían mucho en julio, y eso podría traer como consecuencia un incremento en las tasas de mortalidad. También tenemos otros indicadores relevantes que han aumentado en días recientes, como el porcentaje de ocupación de camas de hospitalización y cuidados intensivos de COVID-19. De mantenerse en aumento la tasa de contagio corremos el riesgo de saturar la disponibilidad de camas y de unidades de cuidados intensivos en los próximos meses. De hecho, en la región más afectada, el Gran Santo Domingo, el 14 de junio, teníamos ya una alta ocupación de las camas de unidades de cuidados intensivos. Por eso no vamos a correr riesgos imprudentes y por recomendación de la Comisión de Emergencias y Gestión Sanitaria, debo informarles hoy, que no vamos a entrar por ahora en fase 3. Vamos a permanecer en fase dos, al menos hasta la próxima semana, y nos mantendremos en constante monitoreo para determinar si la situación mejora lo suficiente fruto de las próximas intervenciones. Durante este periodo, el Gobierno va a desplegar un mayor control de las fuerzas de seguridad pública, para reforzar el cumplimiento de las medidas de prevención. Esto incluirá mayor vigilancia para asegurar el cumplimiento de toque de queda, así como la sanción de personas que anden en público sin una mascarilla. De igual forma, hemos coordinado con el Ministerio de Trabajo, Proconsumidor y oficiales del orden público para intensificar los operativos de inspección en las empresas para asegurarnos que cumplan con el protocolo general y sectorial, sobre todo lo relativo al porcentaje de trabajadores, toma de temperatura, medidas de higiene, entre otros. En el caso de las que no cumplan, la instrucción es que procedan al cierre de los locales y la imposición de multas. En cuanto a salud, intensificaremos igualmente las labores de seguimiento epidemiológico y las intervenciones comunitarias donde haya más casos. Especialmente en el Gran Santo Domingo, llevaremos a cabo más pruebas de COVID-19 y más aislamientos de casos positivos. En ese sentido, les anuncio que a partir de mañana miércoles se realizarán operativos puntuales en 8 áreas de salud en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional. Estas intervenciones incluirán visitas domiciliarias para revisión de síntomas, realización de pruebas, distribución de mascarillas, kits de higiene, y entrega de medicamentos o traslado a hospitales en caso de ser necesario. Además, se ha coordinado con distintos ayuntamientos y la CAASD una jornada de desinfección y control de vectores, a fin de evitar coinfecciones de COVID-19 con otras complicaciones como dengue. Para esto, se estarán incluyendo más de 50 médicos en unidades operativas, decenas de enfermeras, promotores de salud, entre otros profesionales. De todas formas, quiero aclarar que se mantiene la previsión de que para el 1ero de julio se abriría el sector turismo, siempre sujeto a la evolución de los indicadores de salud y con cumplimiento de estrictos protocolos que hoy se les estarán entregando al sector. De hecho, para mañana hemos convocado a los gremios y líderes del sector para discutir dichos protocolos y toda medida necesaria para retomar la actividad turística sin complicaciones. Estimados compatriotas, A lo largo de su lucha contra el COVID-19 varios países se han visto en la obligación de dar marcha atrás a las medidas de apertura por repuntes de contagio.   En Europa, países como España y Francia se han visto en la necesidad de alterar la apertura planificada como consecuencia de repuntes de casos y las complicaciones del sistema de salud. Por su parte, en América Latina, se evidencia que en Brasil, Colombia, Paraguay y Perú se ha retrasado o revertido el proceso de apertura económica, en algunos casos a nivel general, en otros casos por ciudades o departamentos. Tenemos también el caso de Estados Unidos, donde a pesar de sus enormes recursos y los grandes esfuerzos, aún presentan una situación difícil en varios estados. Nosotros no estamos dando marcha atrás, pero sí manteniendo en su sitio las medidas necesarias, hasta que podamos dar un nuevo paso al frente. Ante la actual perspectiva es más necesario que nunca recordar que solo con la colaboración de todos en el cumplimiento de las medidas de distanciamiento podremos superar esta crisis. Muy especialmente con la colaboración de los más jóvenes, que aunque se ven menos afectados por los síntomas de la enfermedad, sí son capaces de transmitirla a personas más vulnerables de su entorno. Una vez más les digo, con conciencia y con la responsabilidad de todos evitaremos perder el terreno ganado con tanto esfuerzo. Solo así evitaremos el fallecimiento de seres queridos y la eventual necesidad de adoptar medidas más duras a todos los niveles. Sólo desde esa responsabilidad compartida aseguraremos tanto la salud de nuestra población como la recuperación de nuestra vida habitual. Muchas gracias

Gustavo Montalvo Comisión de Alto Nivel para la prevención y el control del coronavirus

Miércoles, 03 Junio 2020
Gustavo MontalvoComisión de Alto Nivel para la prevención y el control del coronavirus Pueblo dominicano, Después de casi 3 meses de haberse presentado el primer caso en el país, vale la pena detenerse a pensar en lo que hemos logrado y cómo nos ha ido con esta pandemia, que ha sido uno de los mayores retos que ha enfrentado la humanidad en décadas recientes. En cuanto al contagio, debo señalar que el gobierno oportunamente adoptó medidas de distanciamiento social y cierre de fronteras para disminuir el ritmo al cual se propaga el virus, logrando lo que se conoce como “aplanar la curva”. En este sentido, hoy nuevamente, tras la aprobación del Congreso Nacional, el presidente ha decretado 12 días más de Estado de Emergencia. A su vez, también emitió el decreto 188-20 para extender el período del toque de queda, que permanecerá como hasta ahora, de lunes a sábados de 7 PM a 5 AM, y los domingos de 5 PM a 5 AM. Gracias a estas restricciones que se están adoptando por el Estado de Emergencia, y gracias al sacrificio de los millones de personas que nos apoyan manteniendo el distanciamiento social y las medidas de higiene, hoy podemos mostrar una de las menores tasas de contagio de la región. El contagio se mide con el número básico de reproducción, o Rt, que mide cuántas personas contagia una persona infectada. Para este virus muchos entienden que este indicador anda cercano a 2.5, es decir, que cada persona contagiada infecta 2.5 personas más. En nuestro país, actualmente este número básico de reproducción ronda el 1.2 según estimaciones de expertos locales e internacionales, con lo cual hemos reducido a más de la mitad el ritmo de contagio natural del virus. Usando una base de datos del Banco Central de Chile que estima el número básico de reproducción para los distintos países, República Dominicana es el segundo país de América Latina que más ha reducido el ritmo de crecimiento del número de contagiados, solamente superado por Ecuador. Insisto, esto es un reconocimiento al sacrificio, la paciencia y disciplina de las familias dominicanas. Su esfuerzo ha valido la pena, tanto así que, al día de hoy, solo se están usando un 20% del total de camas disponibles. Esto quiere decir que el sistema de salud tiene 4 de cada 5 camas habilitadas para usarse si aumenta en el número de casos. En la red pública tenemos disponibles 2,595 camas habilitadas para pacientes de COVID-19 y en la privada más de 430. En los centros de aislamiento también tenemos capacidad para 4,011 personas más, en caso de ser necesario su uso. Por su parte, también tenemos más de 150 camas en unidades de cuidados intensivos (UCI) con ventiladores disponibles, pues al día de hoy solo estamos usando un tercio de la capacidad instalada y habilitada para COVID 19. De todas formas, seguimos trabajando intensamente para aumentar la cantidad, y en las próximas semanas se instalarán decenas de nuevos ventiladores. En lo que respecta al manejo de los casos positivos de COVID 19, la tasa de letalidad está ahora en 2.86%, también una de las más bajas de la región. Obviamente, nuestro anhelo es que no fallezca nadie, pero sabemos que la tasa mundial de fatalidad ronda cerca de 6%. Incluso, países de altos ingresos muestran tasas de letalidad muy superiores a la dominicana. Por todo esto, como todos saben, hace dos semanas empezamos una desescalada en 5 fases, para ir recuperando la normalidad poco a poco y lograr una convivencia segura con el virus. El día de hoy dado que la tasa de contagio se ha aplanado y las tasas de letalidad están relativamente bajas, hemos decidido continuar con nuestra estrategia de desescalada, entrando este miércoles a la etapa 2. Estimados compatriotas, En esta nueva fase, las microempresas de entre 1 y 10 empleados, podrán trabajar con la totalidad de sus colaboradores. Por su lado, las empresas pequeñas, que tienen entre 11 y 50 empleados, podrán incorporar el 75% de sus trabajadores, mientras que las empresas medianas y grandes podrán trabajar con el 50% del personal. Por supuesto, estos porcentajes aplican a los sectores que anteriormente no tenían permiso para laborar, puesto que desde los inicios se permitió operación de agricultura, industria de manufactura, zonas francas, minería, comercio esencial, salud, con un porcentaje prudente de trabajadores. Recordamos que ahora podrán seguir abiertos las tiendas de los centros comerciales, pero permanecerán cerradas las áreas de alimentos, juegos y establecimientos de recreación a fin de evitar el aglomeramiento de personas. Como se había anunciado para esta segunda fase, a partir de esta semana y únicamente los domingos, las iglesias podrán abrir sus puertas con un porcentaje reducido de personas. Siempre con un mínimo de 2 metros de distancia entre cada persona, y siguiendo los protocolos que se estarán publicando. En el caso de las iglesias adventistas y otras que celebren sus cultos los sábados, se permite que inicien, con un servicio religioso por semana. Por otro lado, los autobuses y minibuses del transporte interurbano podrán iniciar operaciones a partir de este miércoles, usando un máximo de 60% de los asientos, siempre con distanciamiento entre los pasajeros y siguiendo los protocolos correspondientes. Sobre los permisos de circulación de personas en horario de toque de queda, quiero aclarar que esta excepción solo aplica a empleados de empresas que por su objeto deben laborar las 24 horas, o que su trabajo durante la noche sea absolutamente necesario. Estos permisos también han sido otorgados a personal diplomático y consular, autoridades civiles y funcionarios públicos cuyas labores requieran trabajar más allá del horario permitido. Debo reiterar que el transporte de carga, mercancías y combustible puede transitar sin necesidad de portar un permiso. Los trabajadores que necesiten solicitar un permiso deben hacerlo a través de su empresa en la página coronavirusrd.gob.do, y que deben ingresar con el RNC y código CLASS que usan para reportar a la seguridad social. Una vez realizada la solicitud, si es aprobada se le envía un link con los permisos para cada empleado solicitado, en un tiempo promedio de un día posterior a la solicitud. Estimados conciudadanos, Les recordamos que será a partir de la fase 3, que inicia el 17 de junio, que las iglesias podrán hacer cultos tres veces por semana. Y será hasta la cuarta fase, que inicia en julio, cuando se podrán reactivar los aeropuertos, los restaurantes, los gimnasios, en fin, las actividades donde pueda aglomerarse un gran número de personas. Al respecto, es necesario recordar que, en el momento actual, todavia no se pueden llevar a cabo reuniones sociales sin condiciones de distanciamiento físico, incluso antes del toque de queda. Como todos hemos podido observar, se está produciendo un peligroso relajamiento de las precauciones en varios puntos del país. Por eso, se hace necesario advertir, nuevamente, de la importancia de estas medidas, porque el virus no ha desaparecido. Corremos el riesgo de que el éxito que hemos logrado hasta ahora, de controlar el Covid-19, nos lleve a perderle el miedo y olvidar su potencial de letalidad. Y lo cierto es que la experiencia internacional ya nos muestra las consecuencias que eso puede traer. Muchos países se han visto en la obligación de dar marcha atrás a las medidas de apertura por repuntes de contagio. Aprendamos también de ellos a ser precavidos para evitar pasos hacia atrás. No es el momento de relajarse, es el momento de convivir responsablemente con el Covid-19. Solo así podremos llevar a cabo la fase dos con éxito y avanzar hacia las siguientes fases con buen ritmo. Solo así evitaremos perder el terreno ganado con tanto esfuerzo en las últimas semanas y tener que volver a adoptar medidas más duras. Sólo desde esa responsabilidad compartida logramos ese equilibrio necesario para maximizar tanto la salud de nuestra población, como la rápida recuperación de nuestra economía y nuestro bienestar social. Eso implica, para todos, el uso de la mascarilla en espacios públicos, así como mantener las medidas de higiene y distancia social. Vamos por buen camino, ahora el reto es no desviarnos del mismo. Y en este momento quiero dar mérito a todos los que han luchado para que lleguemos aquí. A los miles de médicos, enfermeras, bioanalistas y personal de los centros de salud que son nuestros verdaderos héroes, que han trabajado sin descanso dando lo mejor de sí para salvar la mayor cantidad de vidas. También a los policías, militares y personal del orden público, y a todos los sectores productivos que han mantenido al país en funcionamiento.Les damos las gracias a todos y todas. Pero más que hacerles llegar nuestro agradecimiento solo con palabras, quisiera pedirle a la gran familia dominicana que mostremos nuestra gratitud con hechos. Cuidándonos y cuidando de los demás. Sigamos protegiendo activamente nuestras vidas y las de nuestros seres queridos. Recordemos en todo momento que el virus está en la calle y que nadie es inmune. Cientos de miles de persona en todo el mundo han fallecido y siguen infectándose. No lo tomemos a chercha, una mascarilla mal puesta, un tumulto, un contacto, pueden llevar a la enfermedad a nuestra casa. No sumemos más trabajo al que día a día tiene nuestro personal de salud. Respetemos el trabajo de las fuerzas del orden. La pandemia no ha desaparecido, sigue entre nosotros. Sigamos haciendo las cosas de la manera ejemplar en que las hemos hecho hasta ahora, actuemos con responsabilidad y solidaridad. Porque solo juntos, solo si cada uno de nosotros pone de su parte, podremos superar por completo esta pandemia. Muchas gracias, buenas noches.